La memoria de Marta Fernández-Muro

Fotografías de Javier Almohaya · 23 abril, 2021

La actriz de Laberinto de pasiones o Arrebato presentó en la Academia su novela La cabeza a pájaros con motivo del Día del libro

Cerca de la casa donde creció, una mujer madura bebe un té en el balcón y rememora la historia de su familia, completando con su imaginación aquello que no alcanzó a conocer. Es el punto de partida de la primera novela de la actriz Marta Fernández-Muro, La cabeza a pájaros. Editada por Niños gratis, es un recorrido por el linaje familiar de la intérprete, desde que su bisabuelo llegó a Madrid, y trabajó hasta pasar de ser campesino a dueño de una perfumería de lujo, hasta que varias generaciones después la familia se marcha a Barcelona tras conocer tiempos mejores.

Fernández-Muro arrancó leyendo un fragmento de su obra, en el que narra el fallecimiento de su abuela. “Creo que es un buen ejemplo del espíritu de la novela”, expuso, “que va hacia atrás y adelante en el pasado y en el recuerdo. He querido en ella recoger el espíritu de unas costumbres del Madrid de una época, de una familia con unas reglas muy marcadas”. Ubicada en la Carrera de San Jerónimo, una de las calles más céntricas de la capital, la perfumería familiar es el escenario principal de ese recorrido “que recuerda a Galdós, por lo que me han dicho”, dijo la autora.

Un Madrid de viejas costumbres, de clases sociales muy diferenciadas, de criadas, de señores y de ambición por medrad es el que atraviesa el libro, que según confesó la actriz, ha sido fruto de tres años y “mucho trabajo”. En su estilo se adivina el gusto por la observación de las vidas ajenas: por lo general me gusta la gente, aunque a cierta distancia. Soy una especie de cotilla de la vida, me fascina escuchar y observar las conversaciones ajenas, en un autobús, en una cafetería…”.

El editor Weldon Penderton reconoció en Niños gratis sintieron “pánico” cuando recibieron el manuscrito. “Nos encanta Marta como actriz, y nos asustaba que no nos gustara lo que había escrito”, confesó. “Afortunadamente, nos encantó desde el principio. Devoramos la novela en tres días”. Fundada junto a Paz Olivares, este libro es hasta el momento el lanzamiento más grande de la editorial Niños gratis.

Homenaje a Alfredo Castellón

El encuentro, moderado por el periodista Guillermo Alonso, se celebró tras el pase de Las gallinas de Cervantes, una cinta “poco conocida” que seleccionó la propia Fernández-Muro. “La he elegido porque está basada en un relato de Ramón J. Sender, por lo que también tiene relación con las letras, además de que la historia trata sobre nuestro escritor más universal”, explicó. Además, quiso rendir homenaje a su director, el desaparecido Alfredo Castellón, “un cineasta de los que me gustan a mí, de los que te dejaban espacio. Le quise mucho a mi manera, con distancia”.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube