El caso Wanninkhof-Carabantes, en la Academia

Fotografías de Ana Martín Aguado · 21 junio, 2021

La directora Tania Balló charla con el público en la Academia tras el preestreno del documental de Netflix, en un encuentro moderado por Begoña Piña

En 1999, la joven Rocío Wanninkhof es asesinada. Dolores Vázquez, ex pareja de su madre, ingresa en prisión sin pruebas sólidas que demuestren su culpabilidad. Influenciada por una  fuerte campaña discriminatoria, la opinión pública española quiere encontrar un culpable. Cuando en 2003 aparece el cuerpo sin vida de otra adolescente, Sonia Carabantes, la policía atrapa al verdadero asesino, pero para entonces la sociedad ya ha pasado página.

Es la historia real que recorre El caso Wanninkhof-Carabantes, documental de Tania Balló que se pudo ver este viernes en la Academia de Cine, antes de su estreno en la plataforma Netflix el 23 de junio.

“Me asustaba mucho revictimizar a las víctimas. No tenía muy claro dónde estaba el límite. Estuve mucho tiempo pensando cuál era la manera de filmar unos testimonios de estas características sin entrar en la revictimización y humildemente, más allá de la honestidad y tener claro que no era lo que quería hacer, opté por hacerles entender que yo les iba a filmar desde el lugar en el que ellas querían estar”, explicó la directora en el encuentro posterior a la proyección.

En el metraje, se muestran los testimonios de la exmujer del asesino; la madre de Sonia Carabantes y criminólogos, entre otras figuras. La gran ausente es la madre de Rocío Wanninkhof, que solo aparece en imágenes de archivo, por expreso deseo de ella. Una voluntad que Balló quiso respetar.

Junto a la moderadora, Begoña Piña, la cineasta reflexionó cómo se abordaría este caso si sucediera en la actualidad. “Quiero pensar que estaríamos mucho más alerta como sociedad y que seríamos capaces de detectar esa homofobia y lesbofobia y levantar la voz”, aseguró, “hoy los movimientos LGTBI tienen un espacio de poder mucho más visible, voces mucho más fuertes”.

Según reveló Balló, este caso no solo es interesante para los que hacen documental, sino también ha sentado precedente en los estudios de derecho, al tratarse de una culpabilización sin pruebas físicas, solo a partir de un perfil psicológico y la condena de un jurado popular, muy influenciado por los medios. En El caso Wanninkhof-Carabantes la cineasta se propone arrojar una nueva visión sobre el caso desde la perspectiva judicial, política, mediática y de género.

 

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube