La familia del cine es más grande de lo que pensamos | Homenaje a los profesionales 2021

23 noviembre, 2021

La Academia reconoce a seis figuras de nuestro cine por su trayectoria detrás de la cámara

No los vemos cuando vemos una película porque su tarea, aunque es esencial, es invisible a los ojos del espectador. La script Lourdes Navarro, el storyboardista Antonio Santamaría, la teñidora de vestuario María Calderón, el jefe de eléctricos Ricardo Aramburu, la compositora de efectos digitales Sonsoles Aranguen y el abogado experto en propiedad intelectual Tomás Rosón fueron los seis profesionales a los que la Academia homenajeó este lunes, en el transcurso de un acto presidido por  Mariano Barroso, que felicitó a estos seis hombres y mujeres “que desempeñan un oficio oculto para el gran público, pero no para la familia del cine, medio en el que tienen un rostro, un nombre y unas extensas carreras”, manifestó el presidente de la institución.

Siguiendo el espíritu de la Academia, en la que están representados todos los oficios del cine, miembros de la junta directiva de la institución subieron al escenario para honrar a los protagonistas del Homenaje a los Profesionales 2021, galardón que la institución concede por décimo año.

Ana Amigo, miembro de la especialidad de productores, fue la encargada de distinguir a Lourdes Navarro, “que podría haber sido una buena científica, tiene un microscopio en sus ojos, así que nada se le escapa en una toma. Es muy disciplinada y ordenada, todo lo apunta, y es de una lealtad inquebrantable”, resaltó de la premiada.

Tras recordar a Gerardo Vera, Paíno, Antonio del Real, “que me descubrieron este oficio y el amor por él”; y a Mercero, Borau, Chicho Ibáñez Serrador y Carlos Saura, “que me han ido enseñando todo lo que  sé de este trabajo”, la script segoviana compartió el reconocimiento con Milu Cabrer y Eva Arreche, “que se han ido de la película antes de tiempo”.

El storyboardista Antonio Santamaría recibió el homenaje de manos del director y guionista de animación Manuel Sicilia. “Cuando te llega un fichero de Toni sabes que te llega algo mucho mejor de lo que esperabas, siempre supera las expectativas. Lo suyo es un talento infinito”, aseguró. En su discurso, Santamaría indicó que él quería ser dibujante  “y luego descubrí el cine. Casi tres décadas después me dan este premio que me certifica que no me equivoqué. Con este reconocimiento, el oficio de dibujar guiones se sitúa en el lugar en el que debe estar”.

“María tiñe, atrezza, pinta, encera, inventa texturas, envejece, deshace para rehacer. Es una maga que usa fórmulas y técnicas magistrales”, resaltó Pedro Moreno, miembro de la especialidad de diseño de vestuario, al entregar el premio a María Calderón. De sus maestros, entre los que estaba Moreno, de su familia y de todos los directores “que recurren a mí. Cada vez que entra uno en mi taller pienso que  si les sale bien a ellos, me va a salir bien a mí”, se acordó la teñidora de vestuario.

El viaje de sus vidas

En lo mucho que le gusta ”una altura”, de su afición a hacer butrones en la pared de una cárcel y meter una grúa en su interior “y manejar la luz a tu antojo” se fijó Sylvie Imbert, miembro de la especialidad de maquillaje y peluquería, cuando habló de Ricardo Aramburu. Con el premio en la mano, el jefe de eléctricos mencionó “a todos los directores de fotografía y técnicos con los que he ido haciendo el viaje que ocupa mi vida y que la sigue ocupando porque no sé hacer nada más”.

De El sur a Madres paralelas. Ese es el recorrido profesional de José Luis Alcaine con Sonsoles Aranguren, compositora de efectos digitales a la que el veterano director de fotografía conoció hace 40 años rodando la cinta de Víctor Erice, donde Sonsoles interpretaba a una de las niñas. “Omero Antonutti  y Sonsoles estaban haciendo una escena, y Víctor y yo empezamos a oír la voz bajita de Sonsoles que le estaba diciendo a Omero lo que tenía que decir, era la apuntadora. Omero no entendía por qué y Sonsoles pensaba que él no se acordaba del texto. En cierto modo, Sonsoles sigue corrigiendo nuestros rodajes, aportando detalles a las películas, como hacía de pequeña”, relató Alcaine.

“Empecé a rodear la industria hasta que encontré mi puerta, la postproducción. Nadie nos conoce, ni la gente que ha trabajado en la propia película. Una amiga me dijo: tú haces microcirugía del pixel, estar ahí horas y horas para extirpar algo o para crear algo que no existe, que es lo más divertido”, declaró Aranguren.

Abogado de referencia de la mayoría de los guionistas de este país, en palabras de Virginia Yagüe, miembro de la especialidad de guion, Tomás Rosón calificó el cine de “milagro. Admiro muchísimo a la gente del cine, tenéis un gen extraño e instinto para ser capaces de hacer  películas y que sean buenas”, dijo este letrado, para quien es “un honor y un placer” estar siempre al lado de los y las guionistas.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube