Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes: “Si alguien se siente el guardián de las esencias nunca vas a contentarle”

Fotografías de ©Andrea Iglesias Lancho · 29 marzo, 2022

Los cómicos y actores protagonizaron un encuentro en la Academia de Cine tras la proyección de Camera café, la película, título con el que Sevilla ha debutado como director de cine y del que Reyes es coguionista

Llevan colaborando tantos años juntos que “era natural” que también fueran de la mano para enfrentarse al reto que les propuso Arturo Valls: llevar a la gran pantalla la mítica serie de televisión Camera café, que congregaba a millones de personas frente a la televisión en la década de los 2000. Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes escribieron en dos meses, junto a Miguel Esteban, el guion de esta película, que recupera al reparto original y cuya génesis compartieron con el público de la Academia, en un encuentro donde también estuvieron presentes los productores de la cinta.

“Hubo mucha gente antes que nosotros intentando encontrar el tono y la historia.  Arturo [Valls] lleva acariciando este proyecto muchos años. Y coincidió con una época en la que yo me tomaba más en serio lo de dirigir con la serie Capítulo 0 y él me lo propuso”, recordó Sevilla, que calificó el desafío de “divertido y con muchas posibilidades”.

Para Joaquín Reyes se añadía una implicación personal, porque suponía volver a esa oficina y recuperar el personaje del informático Richar. “Era una serie coral, una tira cómica diaria, con un formato que era un plano fijo, personajes estereotipados, de la que todo el mundo tenía un buen recuerdo y eso había que convertirlo en una película que enganchara”, explicó el actor y coguionista. Decidieron centrarse en el personaje de Jesús Quesada para vehicular la cinta porque “era suceptible de crecimiento. Podíamos hacer que evolucionara y cambiara” y también en el de Julián “como una especie de escudero”.

Más allá de la máquina de café

En la película exploran más allá de ese pasillo con la máquina de café y muestran toda la oficina e incluso las casas de los personajes. “Cuando pensamos en cómo era, no nos imaginábamos una oficina moderna. La hemos concebido como congelada en el tiempo”, apuntó Sevilla, que mantuvo el misterio sobre la clase de empresa que es. “No podemos decir a qué se dedica, porque en la serie no se dijo y aquí tampoco”, subrayó.

Ambos se mostraron satisfechos de haber respetado el espíritu de la serie, pero también de no ser esclavos de su formato. “La esencia está, los personajes son reconocibles”, aseguró Reyes, “ya si alguien se siente ‘el guardián de las esencias’ de algo nunca vas a contentarle”, defendió.

“El dilema era: ¿Le hacemos caso a los puristas de la serie o no? Les hemos hecho poco caso, pero vemos que al que veía la serie no le defrauda la película”, corroboró el productor y protagonista, Arturo Valls, desde el patio de butacas.

Viejas y nuevas caras

Según contaron, el resto de intérpretes de la serie –Carlos Chamarro, Ana Milán, Carolina Cerezuela, Marta Belenguer, Álex O’Dogherty, Esperanza Pedreño y Esperanza Elipe– se mostraron felices de retomar sus personajes, “aunque tenían que entender que no podían tener el mismo protagonismo por la duración de la película”. A ellos se suman nuevas caras como las de Manuel Galiana, Javier Botet, Ingrid García-Jonsson y el streamer Ibai Llanos; cameos de artistas musicales españoles y la voz del imitador Raúl Pérez.

Todo tipo de géneros, desde ciencia ficción, misterio, animación y documental, pasando por las películas de atracos o el musical, se mezclan en Camera café, la película, siempre al servicio del humor. “Parece que lo que nosotros hacemos es muy ‘chanante’, pero en la serie también pasaban muchas cosas locas:  hubo abduciones, una novia caníbal, incluso un capítulo entero rapeado…”, enumeró Sevilla, que destacó la importancia de la realización y la música para su filme.

“La comedia normalmente es muy conservadora aquí hemos intentado jugar con la realización y hacer humor con el montaje. Presumes una educación audiovisual del público”, señaló sobre una historia que, en sus propias palabras, “se lo toma todo a pitorreo” y que “está todo el rato ‘troleando’ al espectador”.

Camera café, la película –que actualmente está en los cines– se presentó en el Festival de Málaga y con esta proyección inauguró el ciclo que la Academia de Cine dedica a una selección de títulos españoles vinculados al certamen malagueño.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube