Hugo Stuven: “Para conseguir que algo vibre, busco la verdad en lo que estoy rodando”

Por Ana Ros · Fotos: © Enrique F. Aparicio · 15 octubre, 2018

Protagonista de nuestra sección ¡Bienvenidos’, el director de Solo se ha incorporado recientemente a la Academia

No sabe en qué momento exacto de su vida decidió ponerse tras la cámara. “Puede que lo que me haya llevado a ser director sea un amor incondicional por contar historias”. De adolescente, Steven Spielberg caló profundamente en él y terminó de cimentar lo que sería “el sueño que me acompañaría para siempre”. Hugo Stuven se guía más por la historia que por el género. Si una historia le remueve algo por dentro, cree que merece ser contada por pequeña que sea. El thriller psicológico, la ciencia ficción o el drama le gustan mucho, pero no descarta enamorarse de una comedia… “Aunque es lo más difícil de rodar, sin duda”.

 

Se bregó haciendo cortos. ¿Cómo da el salto al largometraje?

Hace falta tesón y mucho trabajo detrás. Nadie te regala nada. Nunca dejé de creer que podía conseguirlo y de pronto se me presentó la oportunidad gracias a Miguel Torrente, el primer productor que confió en mí para mi ópera prima. Un  profesor, amigo mío, Roberto Lázaro, me dijo una vez: lo difícil no es rodar tu primera película, sino la segunda. Porque ya te conocen de la primera, así que pon toda tu alma en ella para que confíen en ti. Y así hice.

¿Poner en marcha Solo le costó menos que Anomalous?

En Anomalous fueron cuatro años desde que escribimos el guión hasta el rodaje y en Solo tardé uno. Sin duda la segunda película me ha costado menos tiempo (que no esfuerzo) que la primera.

Ambas surgen de un recorte de prensa ¿Lee buscando historias o se las encuentra?

Estamos rodeados de historias. Mires donde mires tienes que estar planteándote historias. No las busco en los recortes de periódicos, ni en las noticias, simplemente algo se enciende dentro de mí cuando las encuentro. Y creo que tiene que ser una chispa muy potente para que su luz te dure el tiempo que cuesta hacer una película, que es mucho. Por eso la ilusión no se puede perder nunca.

¿Qué temas le interesaría dejar impresos en sus películas?

Anomalous y Solo son géneros diferentes, pero en el fondo tratan de lo mismo: la pérdida. También sobre la soledad o las mentiras, pero la pérdida es un componente que siempre sale a relucir en mis historias. Incluso mi novela trata sobre esto. Nadie nos enseña en la escuela a manejarnos con ese sentimiento tan doloroso como es la pérdida. Te enseñan infinidad de cosas, pero lo que bloquea tu corazón cuando sufres una pérdida no tiene cura. Puede que la separación de mis padres cuando tenía tres años siga lastrando mis historias.

Ha llegado antes Solo que Broken Voices, que estaba anunciado como su segundo largometraje. ¿Qué ha ocurrido con este proyecto?

Broken Voices es algo más ambicioso de presupuesto y estaba convencido de que sería mi segundo largometraje, pero se cruzó por mi camino la historia de Solo y no pude resistirme. Era algo arriesgado, diferente y con mucha carga emocional. Y decidí posponer Broken Voices para más adelante.

Crea una atmósfera muy personal en sus películas …

Intento que lo que estoy contando tenga un sentido visual poderoso. Si muevo la cámara, la dejo quieta o la coloco en una posición u otra, tiene que tener un sentido interno. Me gusta crear atmósferas y que visualmente tenga elegancia. Todo para que, aunque sea de forma subliminal, esté calando en el espectador de una manera u otra.

¿Qué prefiere dirigir cine o ficción para televisión?

Si me das a elegir, prefiero dirigir cine, pero sin duda me encantaría poder trabajar en una serie. Y si es alguna de las que estoy desarrollando actualmente, como Bunker junto al productor José Pozo y mi guionista Santiago Lallana, sería fantástico.

La peste, El día de mañana, Vergüenza, Matar al padre, Gigantes… ¿Qué opina de las series de nuestros cineastas? ¿Qué serie le gustaría hacer?

Tenemos un grandísimo nivel de profesionales y eso se ve reflejado en la calidad de nuestro cine y de nuestras series. Todas son grandísimas series y de géneros diferentes que no tienen nada que envidiar a las americanas. Creo que está más que demostrado desde hace tiempo. Sería difícil escoger, pero sí es cierto que iría más a por un thriller o un drama. Pero una buena historia de ciencia ficción también me fascinaría.

 

Le interesa especialmente la psicología de sus personajes. ¿Qué hay de Hugo Stuven en sus películas?

Pienso que el arte es una especie de terapia. Si no pusiera cosas mías en las películas no las viviría de la misma manera. La mente del ser humano es algo tan complejo que siempre me ha atraído. ¿Qué hay más allá que no podemos ver? ¿Por qué hacemos lo que hacemos? Lo mismo me sucede con la muerte. Seguramente después de nuestro último aliento solo venga un corte a negro y un letrero de fin, pero me gusta imaginar que más allá hay algo que no conocemos.

Ha trabajado con actores consagrados, experimentados y también desconocidos ¿Qué se necesita como director para sacar lo mejor de ellos?

Me encanta trabajar con actores desconocidos. Dar oportunidades a talentos que necesitan ser descubiertos. Me pasó con Christy Escobar, Edgar Fox y Adria Arjona en Anomalous. Mi método para trabajar es la sencillez y a la vez profundizar mucho en la psicología del personaje. Algo muy colaborativo. Experimentados o no, creo que los actores y actrices pueden darte muchos más colores de los que tú en un inicio tenías pensado. Me gusta escuchar mucho y dar indicaciones precisas. Todos estamos en el mismo barco.

¿Qué le gustaría aportar a la Academia y qué espera de esta institución?

Pasión e ilusión por contar historias que dejen huella. Espero que la Academia siga creciendo y dando visibilidad a los que llegamos y a los que están por venir. Una Academia necesaria para que nuestro cine llegue a todos los rincones del mundo.

¿Cuál es la ola perfecta para Hugo Stuven?

Aquella en la que te subes y puedes disfrutar durante toda tu vida.

Su próximo proyecto …

Aunque estoy escribiendo otro nuevo guión junto con Santiago Lallana, retomo Broken Voices. Un thriller de ciencia ficción, pero con mucha carga emocional detrás. De nuevo… la pérdida.

twitter facebook googleplus linkedin email
FacebookInstagramTwitterYoutube
FacebookInstagramTwitterYoutube
Cerrar

Configuración de cookies

Utilizamos cookies analíticas de Google para medir el tráfico de visitas de nuestra web. De esta forma podemos valorar el rendimiento de nuestra website y realizar cambios según la audiencia de cada página. Si no autoriza el uso de estas cookies no contabilizaremos su visita a nuestra web

Google Analytics

Puede obtener información detallada en nuestra Política de Cookies

Uso de Cookies

Utilizamos cookies analíticas de terceros para medir el tráfico de visitas de nuestra web. Haga clic en el botón “Aceptar” para aceptarlas. Puede cambiar la configuración o rechazar estas cookies pulsando en el botón “Configurar”. Asimismo, puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies

Configurar privacidad