Tatiana Hernández recibe el Premio Ricardo Franco 2020

Fotografías de ©Eloy Muñoz Reyes – Cortesía del Festival de Málaga · 28 agosto, 2020

“Me queda todavía mucho por hacer y descubrir y mucha gente con la que trabajar”, asegura la diseñadora de vestuario, que recogió este viernes la distinción del Festival de Málaga y la Academia de Cine

Destinado a los técnicos del cine, el Premio Ricardo Franco –Academia de Cine 2020 lleva este año el nombre de Tatiana Hernández. La figurinista canaria compartió en un encuentro con el director del certamen andaluz, Juan Antonio Vigar, cómo concibe su oficio e hizo balance de una trayectoria en la que ha colaborado con cineastas como Javier Fesser, Pedro Almodóvar, Isabel Coixet, Daniel Sánchez-Arévalo y Daniel Monzón y que ahora ve reconocida con este galardón. “Si miro atrás me doy cuenta de que llevo trabajando intensamente muchos años, pero sin rebajar nada la adrenalina que me da cada proyecto nuevo”, reflexionó horas antes de subir al escenario del Teatro Cervantes.

Acostumbrada a estar alejada de los focos, este reconocimiento creado en homenaje al director, guionista y productor Ricardo Franco, le ha traído alegría pero también una atención inusual en su oficio. “El valor que le doy a los premios es que soy muy consciente de que todos nos esforzamos un montón cuando hacemos una película. Detrás de mí hay gente que está mucho más atrás y ellos también lo dan todo”, subrayó Hernández, para la que también significa “la posibilidad de agradecer a todos los que me han acompañado en este camino, ya no solo a mi familia sino a todos los de mi profesión con los que he coincidido, porque han sido magníficos”.

Entre esos nombres destaca el de Juan Carlos Fresnadillo, primer director con el que trabajó en el corto Esposados, que aspiró al Oscar. “Fue la conjunción de la juventud, la osadía, la fuerza. Decíamos ‘estamos aquí para llegar a donde no ha llegado nadie’. El rodaje fue super complicado, le tuvimos que echar muchísimas horas de más, pero mereció la pena”, recordó sobre los inicios de su carrera. Otra primera vez llegó también de la mano del realizador, que le confió la dirección del departamento de vestuario de su largometraje Intacto.

Galardonada con un Premio Goya por su labor en Lope, Hernández ha creado el vestuario de La gran aventura de Mortadelo y Filemón, Camino, La vida secreta de las palabras, Gordos, La gran familia española, Los amantes pasajeros, El Niño, Oro y Yucatán, entre otros títulos. “Los colores dan vida y significan cosas”, defendió esta profesional en el encuentro, donde desveló como le apasiona trabajar con la ambientación. “De algún modo añade viaje, si es que ese vestuario necesita recorrido. Trabajo mucho con Leticia Palomares que es una grandísima ambientadora, y me encanta como trabaja con los tejidos y les da ese bagaje”, explicó.

Se define como “tranquila y sosegada”, dos cualidades que, junto a la paciencia, cree que suman a la hora de trabajar en esta industria basada en el trabajo en equipo. “No importa si el director es muy invasivo o si no tiene ni idea. Lo importante es que tú sepas qué es lo que ellos buscan, que a veces ni lo saben, pero tú sí lo sabes. La parte más bonita de mi trabajo es descubrirlo”, reconoció.

 Yvonne Blake como referente

Sobre el tipo de proyectos que le gustaría que le llegaran a partir de ahora, tiene claro que lo que importa no es el género, sino “que haya una historia que sea un reto y que no lo haya hecho antes. La mayor parte de los directores que han trabajado conmigo han vuelto a hacerlo y si no lo han hecho es por las fechas. No recuerdo un director con el que haya dicho ‘no me entiendo con él’ Creo que soy yo la que se tiene que adaptar”.

Miembro de la Junta Directiva de la Academia de Cine en su especialidad, Tatiana Hernández, dedicó unas palabras a la Presidenta de Honor  de la institución, Yvonne Blake, a la que siempre ha admirado “profesionalmente y como persona. Mi carrera ha sido en unos momentos muy paralela a la de ella, hemos coincidido mucho en Peris y luego en la Academia. Yvonne no solo era una figurinista, era la figurinista”, destacó.

Ilusionada por todos los filmes y vestuarios que están por venir en el futuro, la diseñadora afronta la incertidumbre que la pandemia ha traído al sector con optimismo. “¿Qué podemos hacer sino pensar en positivo? Se trata de que todos los que tengan que rodar lo hagan con toda la protección posible”, reflexionó esta profesional, que ha visto como el proyecto al que se iba a incorporar en octubre se aplazaba al próximo año, pero que está convencida de que el cine en estos momentos difíciles es “un bien de primera necesidad”.

Una emotiva entrega

Arropada por compañeros de profesión, familia y amigos, Tatiana Hernández recibió este homenaje en una gala en el Teatro Cervantes. El director Juan Carlos Fresnadillo, el productor Sebastián Álvarez y la vestuarista Mónica García Lancha dedicaron unas palabras a la protagonista de la noche, con la que comparten amistad.

“Como ayudante tuya y tras muchos años de acompañarte en tantos proyectos  he podido comprobar en primera persona toda tu profesionalidad, esfuerzo tesón e ilusión y el trato tan humano que tienes con todos nosotros”, elogió García Lancha. Por su parte, Fresnadillo, aludió a su talento. “Estar cerca de tu talento me ayudó a pensar que no nos habíamos equivocado de profesión. Gracias por regalarme tu inmenso talento en las películas que hemos hecho, por las que has hecho con otros directores y con las que nos seguirás regalando”, manifestó en su intervención, antes de invitar a Hernández  a subir al escenario.

“Me siento profundamente agradecida por pensar que soy merecedora de este premio y por formar parte de esta industria que es el cine, que me da la oportunidad de soñar y de ser feliz trabajando”, aseguró emocionada la galardonada, a la que el auditorio recibió con una fuerte ovación.

“El vestuario tiene una parte muy glamourosa que todos vemos, pero también tiene una parte de cargar camiones, recoger ropa que está sucia, mover cajas etc. que es muy ingrato y todas esas personas también han contribuido a que yo esté aquí!”, reivindicó Hernández, que en su discurso de agradecimiento no se olvidó del propio Festival de Málaga en esta edición marcada por la pandemia y las medidas de seguridad “por el esfuerzo tan grande que han hecho para que todos estemos aquí hablando de cine y viendo cine”.

 

©Eloy Muñoz Reyes – Cortesía del Festival de Málaga

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube
Cerrar

Configuración de cookies

Utilizamos cookies analíticas de Google para medir el tráfico de visitas de nuestra web. De esta forma podemos valorar el rendimiento de nuestra website y realizar cambios según la audiencia de cada página. Si no autoriza el uso de estas cookies no contabilizaremos su visita a nuestra web

Google Analytics

Puede obtener información detallada en nuestra Política de Cookies

Uso de Cookies

Utilizamos cookies analíticas de terceros para medir el tráfico de visitas de nuestra web. Haga clic en el botón “Aceptar” para aceptarlas. Puede cambiar la configuración o rechazar estas cookies pulsando en el botón “Configurar”. Asimismo, puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies

Configurar privacidad