Mariano Barroso recibe el Premio Retrospectiva-Málaga Hoy del Festival de Málaga

4 junio, 2021

“El cine te da una identidad”, declaró el director y guionista catalán

Mariano Barroso se conmovió con los elogios, las felicitaciones y los aplausos que sus amigos, en vivo y vía vídeo, le dedicaron en la entrega del Premio Retrospectiva de la 24 edición del Festival de Málaga. “El cine te da una identidad, un sentido de pertenencia. Hay gente que tiene una religión, yo tengo el cine”, admitió el director y guionista catalán en la velada en la que recibió el galardón a su trayectoria.

Tras conocer que este reconocimiento lo habían recibido Isabel Coixet, Álex de la Iglesia y Juan Antonio Bayona, pensó “no vamos tan mal. Este premio me ha hecho recordar que estaba un día rodando en un plató y estaba muy estresado, muy enfadado. Vino un amigo a verme y me empecé a quejar. Mi amigo escuchó mis quejas, y me preguntó: ¿cuál era tu sueño? Entonces, me di cuenta que estaba filmando con uno de los mejores repartos posibles, con un equipo técnico de primera línea… Y le confesé que mi sueño se parecía mucho a lo que estaba viviendo. A veces, los sueños se cumplen”, confesó.

Barroso añadió que entendió el significado de retrospectiva cuando puso a sus hijos su película Éxtasis en DVD, y su hijo Pablo le dijo a su hermana Martina: “ven corriendo que papá nos va a poner una película antigua, de esas que pone play”.

Rodeado de su familia, amigos y compañeros, el presidente de la Academia de Cine recogió el galardón que otorga el certamen andaluz, en colaboración con el diario Málaga Hoy. Al escenario del Teatro Cervantes de Málaga subieron sus dos vicepresidentes en la Academia de Cine, Rafa Portela y Nora Navas; los cineastas Cristina Andreu y Manuel Martín Cuenca; el guionista Alejandro Hernández y el actor Joaquín Notario.

Una persona íntegra y coherente, en palabras de Andreu, la presidenta de CIMA; un hombre generoso y buen compañero, para su colega Manuel Martín Cuenca; el mejor amigo para el guionista Alejandro Hernández, a quien dejó su casa y su ordenador cuando llegó de Cuba; su capacidad de aglutinar, “de juntar a muy buena gente”, apuntó Joaquín Notario… El retrato de Mariano Barroso lo completó Rafa Portela, quien le agradeció “haber trabajado contigo y compartir tantas cosas”; Nora Navas, que le calificó como “un gran capitán de barco, nos haces sentir que somos capaces de hacer las cosas”; y vía vídeo Fernando Colomo, que le produjo su ópera prima, Mi hermano del alma –Goya a la Mejor Dirección Novel–.

El tipo a quien Gabo pedía consejo

Horas antes de recoger este reconocimiento, Barroso mantuvo un encuentro con el máximo responsable del certamen malagueño, Juan Antonio Vigar, y Alejandro Hernández, su guionista habitual y autor de Nunca quise ser un outsider. Conversaciones con Mariano Barroso, libro que recoge las reflexiones del homenajeado sobre el cine, el teatro, las historias, los actores, las series y su propia evolución como cineasta. Hernández desveló que conoció a su entrevistado y amigo, con el que ha trabajado en varias películas y series como Todas las mujeres, La línea invisible, Lo mejor de Eva Hormigas en la boca, entre otras, en la Escuela de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños en Cuba, centro que impulsó Gabriel García Márquez.

“Un día que estábamos en clase entró Mariano, y Gabo le dijo: ¿quién crees tú que podía dirigir Cien años de soledad? Mariano respondió que Coppola. Yo no hacía más que preguntarme, ¿quién es este tipo a quien Gabo pide consejo?”, rememoró el guionista, para quien Barroso es un hombre “que sabe escuchar”.

Desde su idilio con el festival y la capital de la Costa del Sol a su paso por el Laboratorio de William Layton y el American Film Institute de Los Ángeles, pasando por su labor como docente y sus años de cortometrajista. El cineasta catalán hizo un repaso y recordó lo mucho que influyó en su decisión de dedicarse a contar historias su hermano Benjamín, “era un gran cinéfilo”; destacó que como más había aprendido había sido “dando clase. Se enseña mejor lo que más se necesita aprender”; y aseguró que en su primer corto descubrió la magia del cine. “Venimos de Georges Méliès, que era mago”. También apuntó que “hasta hace muy poco” no había tenido la sensación de ser “un profesional que tiene continuidad y que vivo de este oficio”.

Y del pasado al presente. Muy orgulloso de los tres años que lleva como presidente de la Academia de Cine –le queda un año al frente de la institución-, reconoció que el cine está en un momento de “muchos cambios e incertidumbres. No sabemos qué foto saldrá después de la pandemia. En Francia, la gente está acudiendo masivamente a las salas. En España, las cifras de asistencia al cine son renqueantes”, indicó.

Con mucho recorrido por delante e inmerso en el desarrollo de varios proyectos cinematográficos y televisivos, Barroso finalizó el encuentro mencionando al escritor y periodista colombiano, de quien no descarta algún día llevar a imágenes su cuento ‘El rastro de tu sangre en la nieve’.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube