Alberto Evangelio: “El fantástico en España tiene un gran futuro”

Por Chusa L. Monjas · 7 octubre, 2021

Concursa en el Festival de Sitges con su ópera prima, Visitante

¿Y si nuestra vida va más allá de lo que vemos? Son muchas las películas que se acercan a la existencia de mundos paralelos, historias de realidades alternativas que fascinan y que son un fértil recurso en la ciencia ficción. Alberto Evangelio también es de los que piensa que hay algo más allá, un portal, una barrera invisible: “no sé lo que es, pero…”, admite este director, guionista y productor, que apostó por contar una historia de los mundos paralelos en su primer largometraje, Visitante. Cortometrajes –trabajos galardonados con numerosos premios en festivales internacionales– y videoclips –tienen más de 100 millones de visionados en Internet– son el bagaje de este cineasta debutante, uno de los tres españoles que figura en la sección oficial a competición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges 2021. En Visitante, todo comienza con un meteorito que cae en la casa familiar del pueblo de la protagonista y provoca una alteración espacio temporal.

Es un devoto del Festival de Sitges.

Sí, soy público del festival, al que intento acudir todos los años. Es el lugar ideal, porque los espectadores conocen bien este tipo de película, y también es su espacio natural porque es donde se gestó esta historia. Cuando participó en la sección ‘Coming Soon’ ya se interesaron por el proyecto, que también fue seleccionado en el programa de mentoring ‘Producers meet Producers’.

¿Qué espera de su paso por Sitges?

Llevarme la experiencia de que la conozca el público, entre el que me encuentro y con el que me siento identificado. Me interesa conocer sus reacciones, charlar con la gente y tener su feedback.

¿Cuál es el origen de Visitante?

Mi pasión por el thriller y la ciencia ficción. Quería construir una historia que cuestionara un poco los caminos que elegimos en la vida con las bases del fantástico. Es una película que habla de la lucha contra uno mismo y de cómo conocer nuestro lado oscuro nos ayuda a ser mejores, a tomar decisiones.

¿Por qué le atrae tanto el tema de las realidades alternativas?

Me interesa porque nos permite plantearnos cómo hubiese sido nuestra vida si hubiéramos elegido otros caminos, si hubiésemos tomado otras decisiones. A nivel científico, hay teorías sobre la posible existencia de universos paralelos que demuestran que esto es más real de lo que nos podemos imaginar. Además, antes de debutar en el largometraje realicé proyectos de ficción interactiva, así que escribir un guion que jugara con las realidades alternativas y las diferentes decisiones que podemos tomar en la vida era muy natural para mí.

El cine es una ilusión, en las películas vivimos una realidad diferente.

Los universos paralelos están en los orígenes del cine, y en el cine fantástico, más. En Visitante, todo lo que le sucede a la protagonista cuando descubre este portal dimensional perfectamente podía haber estado en su cabeza. Podía haber jugado con un ambiente más ‘polanskiano’ , pero tomé la decisión de llevarlo por el cine fantástico y que ese portal fuera una dimensión paralela real.

Aborda un asunto que no es habitual en nuestro cine.

Es ambicioso apostar por una historia como esta. Tiene un contexto y unas claves que se podrían extrapolar para hacer una serie, porque tienes que crear un universo para explicar todos estos viajes y cuestiones de ciencia ficción. Pero para que fuera creíble y poder llevarla a cabo de forma coherente, la bajamos a la realidad diseñando un nivel de producción sencillo y trabajando de forma muy naturalista con los actores.

Ha contado con el cuarteto formado por Iria del Río (Las chicas del cable), Miquel Fernández (El guardián invisible), Jan Cornet (La piel que habito) y Sandra Cervera (Paquita Salas, El secreto de Puente Viejo).

Su implicación fue total, me ayudaron a terminar de construir los personajes. Los intérpretes tienen que estar cómodos para que se fusionen con el personaje. Yo soy muy de hablar con ellos, de estar atento a sus aportaciones y de dejar la puerta abierta a la improvisación. Muchas de las frases que surgieron en el rodaje acabaron en el montaje.

Generar tensión

En la actualidad, ¿cómo está el cine fantástico español?

En un buen momento. Hay grandes directores de referencia que son reconocidos en los festivales, donde hay un gran respeto por este género. Sitges, que es el certamen más importante del cine fantástico del mundo, está aquí, lo que es un indicativo de la pasión que hay por el público y por los cineastas que crean películas de género. El fantástico en España tiene un gran futuro.

Y tiene la taquilla de su lado.

Sí. Al tener un público fiel, son proyectos que funcionan bien y, como son proyectos interesantes, son exportables.

En sus trabajos, ha tocado el terror, el fantástico, la ciencia ficción, la comedia…

Me siento cómodo generando tensión.

¿Es Visitante un camino a seguir?

Por ahora, sí. Los proyectos que me estoy planteando son historias de género fantástico que entren en cuestiones científicas y espirituales.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube