Lo que está por venir | Carlos Vermut presenta Magical Girl

6 marzo, 2015

Carlos Vermut, en la sede de la institución, compartió un coloquio con el público

Llego, vio y venció. Carlos Vermut llegó a la Academia, sede en la que le esperaba un público apasionado de su cine, para dialogar frente a frente con los espectadores sobre Magical Girlel filme que en 2014 le dio tantas alegrías. Y todo empezó para él en este mundo porque su madre era una gran aficionada al cine, “me contaba que en las dobles sesiones veía muchas películas de lucha libre y otras tantas de Hitchcock, porque le gusta mucho el misterio, esas historias que ella califica como raras”. Años después, a él le cuelgan el calificativo de raro y extraño, a él que vio con su madre a los cinco años La matanza de Texas, “esa es mi familia”. Cuando era un adolescente, se imaginaba haciendo películas, pero le aterraba lo que podría suponer un rodaje, “no voy a ir de Oliver Twist, pero no me veía haciendo cortometrajes en 35 mm. Sólo teníamos una cámara con la que grabamos mi comunión”.

En el año 1999 seguía empeñado en hacer cine y pensó que “entrando en comunicación audiovisual, lo conseguiría. Dejé la carrera a los tres meses, mi padre se pegó un disgusto de los grandes. Ahí pasé a dibujar para vivir, hasta entonces sólo lo había hecho para expresarme”. Le gusta el cómic porque “todo lo haces tú, en el cine tienes que tener un poder de comunicación muy grande para saber expresar a tu equipo todo lo que quieres”. Ganó el festival Notodofilmfest con su cortometraje Maquetas; el dinero del premio y los derechos de una serie creada para televisión le posibilitaron dedicarse un año a la escritura de la que sería su opera primaDiamond Flash, cuyo rodaje califica como “traumático e infernal, pero instructivo. Es el filme de alguien que quería hacer una película y que la gente la viese, aunque fuese en Youtube. Tuve la suerte de que empezó a moverse por festivales y por un circuito de salas independiente”.

Y lo que vino después se ha contado hasta la saciedad. Quería hacer una película de chantajes, se le cruzó en el camino Pedro Hernández y rodaron Magical Girl con tres actores en estado de gracia, Luis Bermejo, Bárbara Lennie y José Sacristán. “Cuando filmas quieres contar muchas cosas, pero la idea principal era hablar de víctimas que se convierten en verdugos”. En el camino se dio cuenta también, que aún siendo apasionado de la cámara en mano de Cassavettes, “hay cosas que te gustan como espectador, pero algo muy distinto es lo que tú seas como director. Percibí que necesito tener el guión muy cerrado a la hora de trabajar”.

Contestó preguntas al público de la sala y respondió a las cuestiones vertidas en Twitter a través del hashtag #VermutResponde. Le tocó, inevitablemente, salir por la tangente cuando una tuitera le pidió que contase todo sobre su encuentro con Letizia Ortiz en el Palacio de la Zarzuela –“La Casa Real me ha dicho que no puedo decir nada. Aunque en realidad, es que allá donde voy tienen un francotirador apuntándome por si digo algo”–. El humor es recurrente en el lenguaje de Vermut, al que le gusta reivindicar el estilo, “nunca es intencionado, es menos auténtico cuando no es innato”, y la trascendencia de las personas que a uno le rodean, “Nacho Vigalondo es responsable de que yo esté sentado hoy aquí porque le tuve cerca y me motivó a hacer cine”. Pero muchas otras cosas le inspiran, y no todas tienen que ver con el celuloide: Miguel Noguera, los Venga Monjas, el final de Los Serrano

También desveló que se encontró ocho piezas de puzzle durante el rodaje de su segundo filme y el día que anunciaron su presencia en la Sección Oficial del Festival de San Sebastián escuchó, casualmente, La niña de fuego mientras paseaba por la calle. Se declara supersticioso y precisamente por eso no sabe si titulará su próxima película en inglés o en español, “quizá si lo hago en nuestro idioma se pierda la magia, aunque por el momento el título que veo con más posibilidades es en castellano, el nombre de una canción española muy conocida. Será un drama, no sé si es cine negro pero pasan cosas. George Lucas decía que en La guerra de las galaxias iban por el espacio y pasaban cosas”.

Y tras la anécdota, se decidió a hablar sin reparos del que probablemente sea su próximo filme como director. “Mi próxima película va sobre la identidad, es la historia de una mujer muy conocida que proyecta una imagen al exterior, pero pasa el tiempo y no se reconoce. Esa premisa es la que estoy desarrollando ahora, y si finalmente no cuaja no pasa nada”. El realizador recordó que hace más de diez años escuchó a Almodóvar decir que haría una película en que la venganza se llevaría a cabo a través de un cambio de sexo, “pensé que tenía muchas ganas de verla, él tardo mucho en hacerla, pero finalmente la hizo”. Este filme sobre la identidad no es todo lo que tiene por delante Carlos Vermut, que también planea rodar un largometraje sobre vampiros.

 

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube
FacebookInstagramTwitterYoutube
Cerrar

Configuración de cookies

Utilizamos cookies analíticas de Google para medir el tráfico de visitas de nuestra web. De esta forma podemos valorar el rendimiento de nuestra website y realizar cambios según la audiencia de cada página. Si no autoriza el uso de estas cookies no contabilizaremos su visita a nuestra web

Google Analytics

Puede obtener información detallada en nuestra Política de Cookies

Uso de Cookies

Utilizamos cookies analíticas de terceros para medir el tráfico de visitas de nuestra web. Haga clic en el botón “Aceptar” para aceptarlas. Puede cambiar la configuración o rechazar estas cookies pulsando en el botón “Configurar”. Asimismo, puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies

Configurar privacidad