Andrea G. Bermejo y Miguel Larraya: “Todos hemos llevado un Cruz Novillo encima”

Por Enrique F. Aparicio · 31 marzo, 2020

El Mundo, el PSOE, la cadena COPE, Correos, Repsol, la Fundación ONCE, Antena 3, Renfe, el Cuerpo Nacional de Policía, el Tesoro Público… al pensar en estas importantes empresas e instituciones, una serie de imágenes vienen a nuestra mente. Imágenes limpias de contornos claros y colores reconocibles. Tras esas imágenes, la mente de un solo hombre: José María Cruz Novillo, el artista que puso líneas y tonalidades a la España que conocemos. En su primer proyecto conjunto, Andrea G. Bermejo y Miguel Larraya firman El hombre que diseñó España, documental que tras su paso por salas y se puede disfrutar en Filmin, y que se propone descubrir a ese genio invisible que ideó esos logotipos que podríamos dibujar de memoria. Centrada en los años de transformación que vinieron tras la muerte del dictador, la cinta dibuja círculos concéntricos alrededor de la obra del también autor de los carteles de Cría cuervos, El espíritu de la colmena o La escopeta nacional, mientras este genera el poster número 80 de su obra: el de su propio documental.

¿Cómo entran en contacto con la figura de Cruz Novillo? Si algo queda claro en el documental es que su trabajo es omnipresente pero desconocido.

Cruz Novillo es una figura muy reconocida en el mundo del arte y el diseño, es Premio Nacional de Diseño y académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Sin embargo, es un gran desconocido para el público general que, sin saberlo, lleva décadas apreciando sus diseños en el día a día: desde los buzones de Correos hasta el puño y la rosa del PSOE, pasando por la bandera de la Comunidad de Madrid. Nosotros siempre decimos que todo el mundo ha llevado un Cruz Novillo en el bolsillo, porque él diseñó la serie de billetes de pesetas de escritores. Una de las motivaciones de hacer este documental ha sido precisamente que toda esa gente conociese al autor de todos estos logos que han forjado nuestro imaginario visual.

[Bermejo] Yo conocí a Cruz Novillo por su faceta de cartelista, haciendo un reportaje sobre autores de carteles de cine. Me costó mucho encontrar información sobre su obra en internet, pero cuando lo conseguí no podía salir de mi asombro. Cruz Novillo había diseñado algunos de mis carteles favoritos de la historia del cine español, de películas emblemáticas como El espíritu de la colmena, Cría cuervos o La escopeta nacional. ¿Por qué no lo conocía? ¿Por qué había tan poca información sobre él en internet? Era una pregunta para la que no tenía respuesta, mucho menos cuando, al seguir documentándome, descubrí que no solo había diseñado hasta 79 carteles emblemáticos de la historia del cine, sino muchos de los logos que modernizaron a España después del franquismo. El día que lo entrevisté, volví a casa entusiasmada, contándole a Miguel (mi pareja sentimental y ahora creativa también) que había conocido a un hombre que había diseñado: inserte aquí la colección interminable de logos para empresas privadas e instituciones. Fue él el que vio enseguida que ahí había una película documental y nos pusimos manos a la obra.

¿Hasta qué punto Cruz Novillo ha definido la España en la que vivimos?

Aunque su trabajo todavía está muy vivo –si te detiene la policía verás un Cruz Novillo en su escudo, si compras el periódico El Mundo, su cabecera la diseñó él, etc– con El hombre que diseñó España lo que hemos querido ha sido retratar cómo sus diseños reflejaron el cambio de España después del franquismo. Era un estado de necesidad, dice él en la entrevista que vehicula la película. Era una España en blanco y negro en la que prácticamente no había imágenes, ni privadas ni institucionales. Sin embargo, cuando llega la democracia y España trabaja para convertirse en un país nuevo, moderno, europeo, es necesario también darle una imagen que transmita esa modernización. Creo que hay un ejemplo que explica muy bien esto y es el encargo de la Policía Nacional, a quien Cruz Novillo decide cambiar el uniforme del color marrón que había hasta ese momento (“los maderos”) al azul marino que visten ahora, un color que él relacionaba con la policía de democracias más avanzadas.

La imagen y el diseño están en constante evolución, pero muchas de las obras de Cruz Novillo permanecen vigentes. ¿Qué las hace tan duraderas?

Creemos que nunca ha seguido ninguna moda ni ninguna tendencia y, por tanto, resiste a ellas.

También es el autor de muchos carteles icónicos del cine español, hasta el punto de ser una marca reconocible.

Es cierto que sus carteles tienen un sello propio que los diferencian del resto, tanto entonces como ahora, lo que de nuevo vuelve a hablarnos de lo atemporales que son sus creaciones. Cuando estrenamos el documental en los cines Renoir, para mí era un placer mirar en la cartelera cómo el póster de El hombre que diseñó España, el número 80 de Cruz Novillo, sobresalía entre los demás. Mientras que el resto de película tenían carteles muy similares, con caras de los actores y sus nombres en grande, el nuestro llamaba la atención con sus formas geométricas y su título.

Seguramente, eso le pasaba también con los pósters que hacía para Elías Querejeta, que fue gran amigo suyo y su vínculo con el mundo del cine. Casi todos sus pósters son encargos de Querejeta y eso le permitió también la libertad con la que están diseñados. Querejeta fue uno de los primeros productores de cine de autor en España. Producía un cine más conceptual, crítico con el franquismo pero críptico para no levantar sospechas entre la censura. Y los pósters que le encargaba a Cruz Novillo también eran pósters de autor. Además, estos carteles viajaban a festivales internacionales cuando las películas eran seleccionadas en Berlín o Cannes. De manera que es esa España modernizada estéticamente se empezó a exportar.

La cinta cuenta con testimonios e imágenes de archivo, ¿cómo fue el proceso de construcción del guion y la búsqueda de recursos?

Fue lo más difícil del proceso de creación del documental pero también lo más bonito. Dado el elevado coste de las imágenes de archivo, la búsqueda de financiación nos tuvo atascados cuatro años. Por fin, el premio de Abycine Lanza, que consiste en la compra de derechos de Castilla La Mancha Media, nos permitió arrancar el documental y ponernos una fecha de entrega. Como teníamos poco presupuesto, tuvimos que ser muy creativos en la búsqueda de imagen de archivo. Desestimamos la compra de recursos audiovisuales de RTVE por su elevado coste, y tuvimos la suerte de dar con unos documentales de la Biblioteca del Congreso de EE. UU. libres de derechos que, creemos, aportan una mirada distinta al documental, más crítica con el franquismo. También nos cedieron muchas imágenes algunas instituciones y empresas a las que Cruz Novillo les diseñó su imagen. Además, adquirimos algunos fragmentos de las películas de Querejeta, ahora en el catálogo de Mercury Films, y tuvimos la grandísima suerte de que Estela Films, la productora más longeva de España, nos cediese fragmentos de algunas de las auténticas joyas que conforman su catálogo.

Con estas películas de ficción y documentales queríamos retratar el cambio estético de España. Esto fue algo que tuvimos claro desde el principio y que decidimos usar de hilo conductor, así como la entrevista larga a Cruz Novillo ya que, además, su vida y obra transcurren paralelamente a esa modernización. Luego, se nos ocurrió que podíamos encargarle el cartel del documental y documentar su creación, aunque de esa manera un tanto peculiar.

El documental llega a Filmin poco después de pasar por salas. ¿Son estas plataformas las idóneas para proyectos de estas dimensiones?

Son especialmente beneficiosas dado que no tenemos la capacidad económica para llegar a todos los cines de España. Tampoco en todas las provincias hay cines que programen este tipo de películas. Pero creemos que el género documental está viviendo una buena época gracias a las plataformas. Sin tener datos concretos, tenemos la sensación de que los documentales vistos en plataformas están ocupando un espacio mayor en la conversación social de los últimos años.

¿Qué otras figuras importantes pero desconocidas de la historia española merecen un documental?

[Bermejo] ¡Cecilia Bartolomé! Estoy escribiendo un libro sobre esta directora pionera, maravillosa en todos los sentidos, y me encantaría convertirlo en un documental. Ese es mi sueño ahora.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube
Cerrar

Configuración de cookies

Utilizamos cookies analíticas de Google para medir el tráfico de visitas de nuestra web. De esta forma podemos valorar el rendimiento de nuestra website y realizar cambios según la audiencia de cada página. Si no autoriza el uso de estas cookies no contabilizaremos su visita a nuestra web

Google Analytics

Puede obtener información detallada en nuestra Política de Cookies

Uso de Cookies

Utilizamos cookies analíticas de terceros para medir el tráfico de visitas de nuestra web. Haga clic en el botón “Aceptar” para aceptarlas. Puede cambiar la configuración o rechazar estas cookies pulsando en el botón “Configurar”. Asimismo, puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies

Configurar privacidad