El Festival de San Sebastián, al servicio del cine español

Por José Luis Rebordinos · 17 septiembre, 2021

El director del certamen, José Luis Rebordinos, reflexiona sobre la relación de Zinemaldia con el cine español

Hace 11 años fui nombrado director del Festival de Cine de San Sebastián. Si algo tenía claro entonces, es que un festival como el de San Sebastián, con la inversión de dinero público que suponía (y supone) y con su posicionamiento como el festival más importante de España y uno de los más importantes del mundo, debía tener entre sus objetivos fundamentales estar al servicio de la industria española.

Desde el primer momento, intentamos que el Festival fuera un espacio donde se pudiera ver el mejor cine español del año, donde los agentes de nuestra industria pudieran juntarse e intercambiar experiencias y, por supuesto, hacer negocio.

Hay una doble línea en la que creo que el Festival tiene que trabajar. Por un lado, en la puesta en valor y promoción de cineastas españoles que buscan nuevos caminos y que intentan aportar algo diferente y contribuir a la evolución y transformación de nuestra cinematografía.

Por otro, apostar por el lado industrial de nuestro cine. Convertir el Festival en un espacio donde se financien proyectos, donde se vendan películas y donde estas se promocionen y se pongan en valor, para una mejor distribución y un mejor recorrido internacional.

Por eso hemos apostado por proyectos como Ikusmira Berriak (una residencia de proyectos que organizamos con Tabakalera y La Escuela de Cine Elías Querejeta), por secciones como Nest (encuentro de estudiantes de cine) o New Directors (competición para primeras y segundas películas). Buscamos el talento entre los que empiezan e intentamos acompañarlo en sus primeros pasos.

Y, desde el punto de vista industrial, creamos el Foro de Coproducción Europa-América Latina y reforzamos los work in progress con nuestros WIP LATAM y WIP Europa. Los resultados no han podido ser mejores: hemos pasado de apenas unos pocos más de 500 acreditados de Industria a más de 1.800. En nuestro festival, sin tener un mercado específico como tal, las relaciones de industria se han intensificado y se firman acuerdos de coproducción, se venden y se compran proyectos y películas y se ha creado un espacio de relaciones e intercambio de experiencias amable y fluido, que crece poco a poco.

Somos el Festival más importante de España y somos un reflejo en cada momento del cine español que se produce (junto, sobre todo, a nuestros compañeros y amigos del Festival de Málaga, complemento imprescindible de San Sebastián para una buena promoción de todo el cine español del año). En esta edición nos beneficiamos de una cosecha espectacular. Cosecha que no solo recoge las películas que vamos a presentar a concurso, cintas de directores como Bollain, León de Aranoa, Plaza o Trueba, sino también las de fuera de concurso de Martín Cuenca o Monzón, o la serie de Amenábar y las películas de otras de nuestras secciones, sino también títulos muy importantes presentados en Málaga, como Ama, Destello bravío o El vientre del mar, sin olvidar la excelente Tres o, por supuesto, la película de Pedro Almodóvar Madres paralelas, ambas presentadas en Venecia.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube